Saturno (Saturne) 2


1
Es inquietante, es taciturno,
del tiempo es él dueño y señor,
tiene un bello nombre, “Saturno”,
pero atención, porque es un dios.
Tiene un bello nombre, “Saturno”,
pero atención, porque es un dios.

2
Andando su camino a solas,
cuando se quiere divertir,
juega a zarandear las rosas,
el tiempo mata el tiempo así.
Juega a zarandear las rosas,
el tiempo mata el tiempo así.

3
Te toca a ti, esta vez, mi bella,
y en tus cabellos lo verás,
habrás de pagar la gabela
con el primer grano de sal.
Habrás de pagar la gabela
con el primer grano de sal.

4
Que no están mal las flores de otoño
dice el poeta en su cantar;
al mirarte encuentran mis ojos
prueba palpable de que es verdad.
Al mirarte encuentran mis ojos
prueba palpable de que es verdad.

5
Ven otra vez, mi favorita,
bajemos juntos al jardín,
deshojemos la margarita
del veranillo de San Martín.
Deshojemos la margarita
del veranillo de San Martín.

6
Conozco todos tus encantos
y, antes que los olvide yo,
¡le dará mil vueltas en vano
Saturno a su viejo reloj!
Y la meona de ahí al lado
que se eche encima el albornoz.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 Comentarios en “Saturno (Saturne)

  • Alejo Martínez Martín

    Me parece esta una buena versión de la canción. Yo recuerdo la canción de Paco Ibáñez, que me gustaba mucho, y esa puede ser la razón de que esta traducción me resulte algo “rara”. Pero solo por eso. Comparo “pero es un dios, cuidao con él” con “pero atención, porque es un Dios”, y me parecen estupendas las dos traducciones, incluso prefiero la de Ramón. De todos modos, “Dios” debería ser “dios” ¿no? Lo que creo que se entiende peor es “con el primer grano de sal”, referido al pelo y ¿quizá a las canas? No sé si eso es castellano. A mí no me suena, desde luego. Quizá sea una frase hecha en francés. Lo demás me parece estupendo, incluido el final, superior sin duda al de Paco Ibáñez.

    • Ramón (brassensencastellano) Autor

      Tu comentario y especialmente tus sugerencias me parecen muy interesantes, Alejo.
      Corregido el despiste de la mayúscula de “Dios”, voy a lo principal. La metáfora de la sal (que, como tú dices, sugiere las canas, mejor dicho, la primera cana) apenas está modificada respecto al original. Brassens alude a la “gabela”, un impuesto medieval sobre la sal, para sugerir el precio que hay que pagar ¿por vivir?, ¿por ser joven y hermosa?… Y ese precio no es otro que la vejez, las canas. Saturno reclama sus derechos, ya sea caprichosamente: “juega a zarandear las rosas” (el verso más terrible de la canción), o bien aplicando la ley inexorable del paso del tiempo. Debí haber explicado lo de la “gabela” en una nota, como he hecho en otras canciones. Ahora ya queda constancia aquí.
      A mí también me gusta mucho la versión de Paco Ibáñez (en traducción de Pierre Pascal). Y, sin duda, su belleza me sirvió de estímulo. Traducir es un ejercicio apasionante (y muy arriesgado). Yo, la satisfacción la he encontrado en poder poner en castellano “Il joue à bousculer les roses” con una palabra tan bonita como “zarandear”, o en expresar, en la última estrofa, la imagen del reloj de arena de una forma -me parece a mí- bastante natural.
      Como me pareces un excelente crítico, me encantaría conocer tus observaciones sobre alguna de las otras canciones.