Misoginias aparte (Misogynie à part)


1
Misoginias aparte, lo dice Salomón:
están las engorrosas, de ellas hay un montón,
multitud presurosa;
están las irritantes, algo más refinadas;
y después, claramente, arriba destacadas
están las fastidiosas.

2
Entre todas, con creces, sobresale la mía,
pues ostenta a la vez las tres categorías,
verdadero prodigio.
Engorrosa, irritante, fastidiosa además,
ella pasa, traspasa y llega al más allá,
me fastidia, ya os digo.

3
Que me perdone Dios la amarga letanía:
me molesta, me aburre, me cansa, me fastidia,
la ha tomado conmigo.
Me fastidia y añoro mis amores con la
tierna hija de María, que me birló el abad,
me fastidia, ya os digo.

4
Me fastidia, me aburre y me obliga a limpiar-
me las uñas si el culo le quiero confirmar,
y sin ser Calipigia.
Solo por caridad, mis dedos resignados
tocan el aguafiestas, huesudo y malcarado
culo que me fastidia.

5
Me fastidia, me aburre, repito, es irritante,
me acaricia en el vientre sin quitarse los guantes
y eso me encorajina.
Además de indicar una falta de tacto,
eso no favorece la toma de contacto,
¿qué queréis que yo os diga?

6
Me fastidia, me aburre, cuando hinco las rodillas
para ciertos rituales que por aquí se estilan,
que dan escalofríos,
pues, creyendo la torpe que de rezar se trata,
su misal abre encima de mi sufrida espalda,
me fastidia, ya os digo.

7
Me fastidia, me aburre, en la fornicación
se fastidia, se aburre con gran ostentación,
permitid que os lo diga.
En lugar de gritar: “¡aprieta!, ¡venga!, ¡más!”,
me recita a Claudel, el piadoso juglar,
y eso me desmotiva.

8
Me fastidia, me aburre, admito que Claudel
sea un hombre de genio, poeta de cartel,
doy fe de su prestigio,
pero querer buscar en sus palabras pías
un afrodisíaco ¡raya en la utopía!,
me fastidia, ya os digo. (bis)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *