Sobre “¡Qué hermosa flor!”


Sobre “¡Qué hermosa flor!”

En esta canción, como en “Puta de ti”, Brassens se refiere a la turbulenta relación mantenida con Josette, la mujer ‘que más le hizo sufrir’. (Véase la nota sobre “Puta de ti”).

A propósito de su pasado, en 1968 Brassens escribió en su diario*: “Cuando me aburro, resigo el hilo de mi pequeña historia. He repensado el pasado. Los recuerdos de los padres, de los amigos: hay que reconocer que no he retocado demasiado todo eso. Pero en las historias amorosas ha sido necesario retocarlo todo, mi pasado no me convenía nada.
El presente, no está mal. El futuro: entierros

*(G.B.: Journal et autres carnets inédits, Cherche-Midi Ed., 2014, edición digital, posición 2344).