Sobre “El medieval”


Sobre “El medieval”

“El medieval” es un homenaje a Villon y su tiempo. Brassens exalta la vida libre y arriesgada de Villon y sus amigos en el 1400 y se lamenta de la decadencia presente.
La figura de Villon es un referente esencial para Brassens. Sus convicciones anarquistas y algunas de las aventuras juveniles en Sète están muy cerca del espíritu rebelde del poeta parisino.

Algunas notas sobre el contexto:

-El “Bodegón de la piña” (‘Trou de la pomme du pin‘) era efectivamente una taberna que menciona Villon en sus poemas. Su localización es dudosa. Uno de los emplazamientos propuestos sería en calle de la ‘Cité’ (antiguamente, de la Judería).

-El patíbulo de ‘Montfaucon’, el principal de los que había en París, estaba situado al norte, extramuros, no muy lejos de las puertas ‘del Temple’ y de ‘San Martín’ (aproximadamente en lo que hoy es el inicio de la calle de Meaux, cerca de la ‘Bassin de la Villete’).

-El cementerio de los Inocentes (que tanta vida social acogía en tiempos de Villon) estaba situado donde hoy se encuentra el ‘Forum des Halles’. Hasta 1968 estuvo allí el mercado de mayoristas (por eso la alusión de Brassens a las coliflores).

-La abadesa de Pourrás fue un personaje real, que aparece también en los poemas de Villon (de hecho Brassens le copia algún verso “Témoin: l’abbesse de Pourras”). Su inclinación al libertinaje está más que probada.

-En el barrio Latino estaba (y está) la Sorbona y los colegios donde residían muchos estudiantes. Reunía gran cantidad de conventos y, curiosamente, también muchos lugares de diversión. François Villon se educó en uno de esos conventos y estudió “Artes” en la universidad. Al mismo tiempo vivía intensamente las experiencias que le ofrecía aquel ambiente. Por varios incidentes, tuvo que esconderse en los bosques de las afueras de París y acabó ingresando en una banda de delincuentes.