Puta de ti (P… de toi)


1
En aquel tiempo vivía en la luna,
ajeno al bullicio, al trato mundanal,
cultivaba violetas, rondaba a las musas
y acogía a gatos sin hogar…

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

2
Cuando una noche de lluvia llamaron
(¡sin duda un nuevo gato!), me di prisa en abrir,
¡madre mía!, el felino que el chaparrón me trajo
fuiste tú, y yo te recogí…

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

3
Ojos rasgados, color de pistacho,
tu patita posaste en mi corazón…
Menos mal, no llevabas, por suerte, mostacho
ni eras un dechado de pudor…

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

4
Cada rincón de mi vida bohemia
recorriste, empujada por tu ardor juvenil,
para mí, mis violetas, mis gatos, mis poemas,
fuiste el sol y la lluvia de abril…

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

5
El tiempo pasa cosechando a ciegas,
nuestro amor terminó apenas comenzar,
mis canciones quemaste, escupiste en mis violetas,
y a mis gatos los trataste mal…

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

6
Y, para colmo, insufrible truhana,
cuando ya no quedaba nada con que arramblar,
sin vergüenza, corriste a meterte en la cama
¡de otro que te diera de cenar!

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

7
Pues se acabó, llegó un día en que, harto
de tanto desengaño, tanta frivolidad,
me volví a la luna, cargado con mis gatos,
y allí solo escucho su maullar…

¡Ah!, ¡puta de ti!
¡Ah!, ¡pobre de mí!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *