*Noticias de la web


Presentación (julio de 2015)

Esta modesta página quiere ser un tributo al poeta de Sète. Encontrarás aquí algunas de las canciones de Georges Brassens traducidas al castellano. Como verás son traducciones para cantar. Mi intención ha sido hacer traducciones sencillas y el máximo de fieles al original. De momento publico una veintena, pero espero ampliar la lista en el futuro.

Brassens tiene una forma peculiar de componer y de cantar, sobre todo en sus canciones de madurez. Le gusta cortar o dislocar las palabras, que parece que suenen a golpes (“La messe au pendu”, “La non-demande en mariage”, etc); otras veces distorsiona el verso con pausas o encabalgamientos violentos (“Le mauvaise sujet repenti”, “Concurrence deloyale”, etc.)… En la medida de lo posible, he intentado mantener ese estilo.

En ocasiones comento algún aspecto de la canción o de mi traducción, pero lo he hecho con cuidado (creo) de no resultar tedioso.

Si lo necesitas, en “Enlaces” verás algunas páginas que contienen las canciones originales con los acordes para guitarra y las partituras.

Aquí te dejo mi trabajo. Sea cual sea su valor, espero que lo leas con interés, ¡que lo cantes! y que hagas un buen uso de él.

Revisión (febrero de 2018)

He incorporado a la página algunas traducciones nuevas (‘Pobre Martín’, ‘Súplica para ser enterrado en la playa de Sète’, ‘La plegaria’, ‘La leyenda de la monja’) y he hecho algunas correcciones en las antiguas.

© de las traducciones: Ramón García Toga, 2015 y 2018

Modificaciones (octubre 2019)

Desde que publiqué estas traducciones he hecho algún intento para encontrar quien quisiese cantarlas, tanto en castellano como en valenciano. Pero salta a la vista que no he tenido mucho éxito, salvo por la generosa colaboración de François-Félix, un joven estudiante de Quebec, apasionado de las lenguas (estudia español y galés) y de Georges Brassens, al que interpreta en francés y, ahora, también en español. En su canal de youtube (ver en ENLACES) podréis conocerlo un poco más.

Por el motivo que decía, y porque me han llegado algunas opiniones sobre la dificultad de cantar estas versiones (especialmente, las castellanas), me he decidido a incorporar mis propias interpretaciones a la web. Aunque son grabaciones muy precarias y mis dotes interpretativas dejan mucho que desear, me doy por satisfecho si con ello puedo ayudar a algún aficionado a cantarlas mejor.

Pensando sobre esos comentarios (a propósito de la dificultad para cantar las traducciones), creo que la explicación puede estar en que, por un lado, Brassens, de por sí, ya es difícil y, por otro, en que en mis versiones abundan los versos llanos. Siendo el francés una lengua aguda, eso extraña un poco y puede dificultar el canto. Pero, curiosamente, extraña menos si consideramos que el propio Brassens, en su francés sureño tan peculiar, también echa mano -con mucha frecuencia- de los versos llanos. Véase, por ejemplo, en “Je suis un voiyou”:

1
J’ai perdu la tramonta-ne
Princesse vêtu’ de lai-ne,

Si les fleurs, le long des rou-tes
C’est à la Margot, sans dou-te

J’ lui ai dit: « De la Mado-ne
Le Bon Dieu me le pardon-ne

2

La mignonne allait aux vê-pres
Alors j’ai mordu ses lè-vres

Ell’ m’a dit, d’un ton sévè-re

Mais elle m’a laissé fai-re

3

C’était une fille sa-ge
J’ai croqué dans son corsa-ge

Ell’ m’a dit d’un ton sévè-re
Mais elle m’a laissé fai-re

Puis, j’ai déchiré sa ro-be,
Le Bon Dieu me le pardon-ne

4
J’ai perdu la tramonta-ne
Qui épousa, contre son â-me

Elle doit avoir à l’heu-re
Deux ou trois marmots qui pleu-rent

Et, moi, j’ai tété leur mè-re
Le Bon Dieu me le pardon-ne